RECETA: Paté 100% Vegetal de Judías Mungo (Soja Verde)


patesojaverdeReceta vegana (sin huevo ni leche) y sin gluten de Vanesa Delgado

Esta vez os traigo unos canapés, que lo mismo pueden valer para un aperitivo como para una merienda. Es un paté o untable hecho a base de legumbre, fruto seco y especias.

Elegí la judía mungo o mung (más conocida como soja verde) por su textura cremosa y también porque su sabor suave no interfiere con el resto de ingredientes, no predomina ni se los come, al igual que ocurre con las semillas de calabaza, que no tienen un sabor a fruto seco muy fuerte pero sí aportan las grasas y la textura necesaria para un paté.

Había hecho una prueba anterior, de la que lamentablemente no tengo fotografías, con azukis en lugar de mung. Y el resultado es muy similar por lo mismo: poco sabor a legumbre, cremosa y suave. Sin embargo el color, en lugar de verde, queda marrón, parecidísimo a los patés de origen animal. Si preferís un untable que no choque mucho a primera vista por el color verdoso, podéis cambiar perfectamente las cantidades de mung y caldo por las mismas de azukis.

Veréis qué manera tan rica y divertida de comer legumbres con este paté lleno de vitaminas (A, E, B1, B3 y B9 o ácido fólico), minerales (zinc, magnesio, hierro y fósforo), alto nivel de proteínas (tanto las semillas de calabaza como las judías tienen alrededor del 24% de su peso) y ácidos grasos Omega 3 y 6.

Si además lo comemos sobre tortitas como éstas de arroz y trigo sarraceno de El Granero Integral logramos proteínas completas; y con el poquito zumo de limón que lleva el untable ayudamos con su vitamina C a que nuestro organismo absorba bien el hierro de la legumbre.

Y un último apunte es deciros que podéis aprovechar a cocer bastantes judías, reservar la cantidad necesaria del paté y el resto añadirlas a ensaladas, o sopas, o arroces-cereales, o hacer un guiso tradicional con ellas.

Además, yo suelo retirar un par de cucharadas cuando aún están crudas, después del remojo, y germinarlas durante 3-4 días para comerlas como brotes, en ensaladas, sandwichs o salteados.

El caso es poder aprovechar el tiempo y la energía una vez que nos ponemos con platos que llevan un tiempo de cocción considerable. El paté aguanta en la nevera unos 5 días en una frasco de cristal bien cerrado. Os dejo con las explicaciones necesarias para que podáis hacer este estupendo untable de hoy.

Ingredientes:

  • 1 vaso de judías mungo* ya cocidas sin sal y escurridas, de cultivo ecológico de El Granero Integral
  • 1/2 vaso de semillas de calabaza* de cultivo ecológico de El Granero Integral
  • 3 cucharadas de Biotamari* (salsa de soja) de El Granero Integral
  • 2 cucharadas del caldo de cocer las judías
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra* de cultivo ecológico de El Granero Integral
  • 1 cucharadita de cebolla picada cruda (media rodaja fina aproximadamente)
  • 1 cucharadita de zumo de limón
  • 1 cucharadita de levadura de cerveza* de cultivo ecológico de El Granero Integral. (Puede no añadirse y, de esta forma, nuestro paté no contendría gluten).
  • Pizca de pimentón ahumado de la Vera o similar
  • Pizca de comino molido
  • Pimientas varias molidas
  • Sal marina* ecológica de El Granero Integral

Para la presentación de la foto: Tortitas de arroz y trigo sarraceno de El Granero Integral, mango al natural y 4 pimientas molidas.

* = Referencias disponibles El Granero Integral

30_oct_2014_igPreparación:

Dejamos a remojo con unas 12 horas de antelación las semillas de calabaza para que se activen, hinchen y ablanden. Dejamos por separado a remojo también las judías mungo.

Cuando haya pasado ese tiempo, enjuagamos las judías mungo y las ponemos a cocer . Mientras, tiramos también el agua de remojo de las semillas de calabaza, las enjuagamos, escurrimos bien y las trituramos todo lo que podamos con la picadora.

Pasamos esta pasta de semillas a un vaso de batir y añadimos las judías cocidas, la cebolla, el aceite, la salsa de soja y las cucharadas del agua de la cocción para que nos facilite la labor de triturar con la batidora.

Una vez tengamos conseguida una crema le damos sabor con la levadura de cerveza, limón, más sal si la pide y las especias. Rectificamos al gusto de cada cosa.

¡Y ya lo tenemos listo para untar!

En este caso lo comimos sobre tortitas de arroz y trigo sarraceno cortadas en triángulos, tamaño aperitivo. Y le di un toque dulce con mango en almíbar que tenía en casa. Para rematar los canapés espolvoreé con más pimientas molidas por encima, además la rosa da un toque de color muy bonito.

Me gusta poner algo dulce a los untables porque por algún motivo que desconozco, saben mucho mejor. A veces lo unto sobre galletas directamente o si es sobre pan o algo salado, le pongo encima un dátil o pasas. Si no habéis probado a mezclar dulce con salado en estas cosas no dudéis en hacerlo, veréis que contraste de sabores tan ricos se logran.

Si tenéis cualquier duda o comentario que hacer estaré encantada de leeros. ¡Que aproveche y que lo disfrutéis!

Autora de la receta: Vanesa Delgado, Blogger de Cocina Vegana
Mostaza y media | @vanevanvan en Instagram

El Granero Integral
Síguenos en: Facebook | Twitter | Instagram | Pinterest | Youtube

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s