Fibra dietética para mejorar el tránsito intestinal


transito

Autora: Mari Carmen Ramírez | Dietista
Blog marketdietas.com

La cantidad de fibra diaria, el agua que ingerimos y un estilo de vida activo son imprescindibles para regular el tránsito intestinal.

Dentro de unos correctos criterios para llevar una dieta equilibrada se recomienda consumir a diario entre 25 y 30 gramos de fibra. Alcanzaremos esta cantidad sin dificultad si tenemos en cuenta los siguientes hábitos:

  • Comer cada día dos o tres piezas de fruta fresca, una ensalada cruda y un plato de verdura cocida.
  • Las legumbres deben consumirse de 2 a 3 veces en semana.
  • Los cereales serán de preferencia integrales (pan, cereales para el desayuno, biscotes, pastas, galletas, arroz).
  • Las frutas desecadas, los frutos secos y las semillas son muy útiles, ocupan muy poco volumen y concentran mucha cantidad de fibra.

Cuando tratamos de regular el tránsito intestinal a través de medicamentos (cuando no queda otra alternativa) no estamos beneficiándonos del resto de nutrientes que acompañan a la fibra: vitaminas, minerales, agua, fitonutrientes, hidratos de carbono, etc. Por lo tanto lo recomendable es intentar regular el tránsito intestinal, al menos en un primer momento, a través de la alimentación.

TIPOS DE FIBRA
La fibra soluble e insoluble no actúan del mismo modo en todas las personas. Es por ello que cada persona debe ir probando alimentos ricos en una u otra fibra o en ambas y determinar cuáles son los que mejor les sienta y mejor se adaptan a su dieta.

La “fibra soluble” es más viscosa en contacto con el agua y forman geles que se suman en peso a las heces y aumentan el tránsito intestinal, retrasa el vaciamiento gástrico y permite un mejor control del azúcar en sangre. La encontramos en: avena, legumbres, cebada, manzana, frutas cítricas o zanahorias.

La “fibra insoluble” tiene la cualidad de estimular el movimiento de los músculos intestinales, acelerar el tránsito y ayudar a controlar los niveles de colesterol en sangre. Está presente en: harina de trigo integral, salvado de trigo, cereales integrales, semillas, lechuga, espinacas, acelga, repollo, brécol, uvas, frutas secas.

SEMILLAS DE LINO
El lino (“Linum usitatissimum”) es una flor azul, pero sus semillas, que se pueden consumir sin modificar o como aceite de linaza, van del amarillo dorado al marrón rojizo.
Las semillas de lino son un complemento muy utilizado para acabar con los problemas de tránsito intestinal. A este complemento se le asocia un efecto regulador debido a su gran contenido en fibra, tanto soluble como insoluble.

Para obtener sus beneficios como regulador del tránsito intestinal, poner en remojo unas semillas de lino durante toda la noche y tomar la mezcla en ayunas. También puedes tomarlas junto a tus cereales desayuno mezclados con leche, bebida vegetal o yogur; formando parte de bizcochos integrales, pan, magdalenas, muffins, cookies caseras etc, o añadidas a tus comidas habituales.

 Autora: Mari Carmen Ramírez | Dietista
Blog marketdietas.com

El Granero Integral
Síguenos en: Facebook | Twitter | Instagram | Pinterest | Youtube

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s